REPORTE CONFIDENCIAL
Premio Municipal de Periodismo Jesús Rosas Marcano
Informe Secreto
El “Zar de Mercal” Preso
A Ricardo Fernández Barrueco, se le llama el Rey de Mercal, la red de distribución de alimentos que montó el gobierno
venezolano
· Cuál es el origen de su dinero y cuanto tiene?
· Quienes son sus cómplices?
· Quienes son sus contactos políticos que les
permitieron tantos negociados incluyendo
comprar bancos de forma autorizada?
· Como pudo hacer tanto dinero en tan corto
tiempo?
REPORTE CONFIDENCIAL
Premio Municipal de Periodismo Jesús Rosas Marcano
Director: Braulio Jatar Alonso. Productor de Noticias: Ángel Rojas Rausseo. Redacción Harnuvys Barrios. Investigación: Jesús Rojas. Especial: Yusnelly Villalobos
¿Quién es Ricardo Fernández Barrueco?
Se trata de un venezolano que se crió en la Candelaria y su padre, español
de origen, administraba el estacionamiento del Hilton. En 1989-1990
regresa de viaje de España, representando al numerario del Opus Dei,
Ángel Martín Caloto, dueño de Astilleros Santo Domingo, en España, a
través de una operación que quería hacer con unos barcos del grupo
Benacerraf (Banco Unión).
Se vincula y asocia con Hernán Fernández usando la oficina de Codiprof en
la torre EXA en Caracas como su oficina personal. Hernán, hijo de Erasto,
y vinculado con L.S. y Alexis Bolívar, era Jefe de la escolta del candidato
Carlos Andrés Pérez, quien gana las elecciones. A la salida del hombre de
las dos cedulas Breleslaou, lo designan en ese puesto Jefe de la Escolta
civil. Ricardo Fernández accede a hacer negocios desde la presidencia junto
con el yerno de Caloto y realizan un negocio con el grupo Calvo, que había
comprado las instalaciones de Morris E. Curiel & Son en Guanta, la famosa
atunera de Guanta, hoy propiedad de Ricardo Fernández, llamada Fextun.
Ricardo Fernández, muy joven, por cierto, comenzó a crecer y
diversificarse a raíz del paro petrolero, cuando colocó su enorme red de
camiones de carga, una de las más grandes de Suramérica, al servicio del
gobierno, para distribuir alimentos. Es propietario de dos grupos
industriales, Proarepa y Pronutrico, grandes productores de harina de maíz
y proveedores de Mercal.
Así mismo adquirió el 40% de Monaca, una de las cien mayores empresas
de Venezuela, molinera de trigo. Fernández Barrueco se ha
internacionalizado y hoy posee una procesadora de atún en Ecuador y ocho
barcos atuneros, con bandera extranjera. El negocio atunero no le es nuevo.
En el estado Sucre posee varias empresas congeladoras de atún.
REPORTE CONFIDENCIAL
Premio Municipal de Periodismo Jesús Rosas Marcano
Director: Braulio Jatar Alonso. Productor de Noticias: Ángel Rojas Rausseo. Redacción Harnuvys Barrios. Investigación: Jesús Rojas. Especial: Yusnelly Villalobos
La información detallada a continuación está tomada de un estado
financiero auditado externamente hasta el 31 de diciembre de 2005, que fue
hecho por Alcaraz Cabrera Vázquez, la filial venezolana de la firma
KPMG. No refleja las recientes adquisiciones de Banpro, Banco
Confederado y otros bancos. Para aquella fecha, Fernández Barrueco alegó
un patrimonio neto de más de $ 1.6 mil millones (32,4 millones de dólares
en efectivo, $ 411,2 millones en “valores negociables”, más de $ 1.14 mil
millones en acciones comunes, 2 millones de dólares en efectivo el valor de
una póliza de seguro de vida, personales y hogares valor de US $ 16,2
millones), algo así como 9 billones (con “b” de bolivariano) de bolívares de
antes. Sus únicos pasivos fueron de $ 18.977 de los impuestos sobre la
renta, presumiblemente debidas al gobierno venezolano. Si eso fue hace
cinco año, ¡¿cuánto capital habrá amasado de entonces a esta parte?!
· Al 31 de diciembre de 2005 es el propietario de 41 empresas,
principalmente en servicios, agricultura, agroindustria, pesca, productos
forestales y el transporte marítimo.
· Propietario de 41 empresas, principalmente en servicios, agricultura,
agroindustria, pesca, productos forestales y el transporte marítimo:
Servicios: Almacenes y Transportes Cerealeros ATC CA; ATC
Administradora de Transportes de Carga CA; Distribuidora Procasa CA;
Distribuidora Procampo CA y América Food Grain Inc.
Agricultura: Agropecuaria Puerto Miranda CA; Ganaderia El Gran Cebú
CA; Productores de Sementales y Semen, Prossemen CA; Ganaderia
Portuguesa CA; Agropecuario Fundo Rancho Grande CA y Agropecuaria
El Tesoro CA.
Agroindustria: Maizera Proarepa Industria Venezolana CA; Industria
Venezolana Maicera Pronutricos CA; Venarroz RSA CA; Monaca Molinos
Nacionales CA, Derivados de Maíz Seleccionado Demaseca CA; Productos
y Financiamientos Agrícolas CA Profinca; Consorcio Agropecuario
Venezolano Coave CA; Ríos Algodonera del Sur CA, la Corporación
Agropecuaria Integrada CAICA CA y Grasas GRASOCA de Oriente CA.
Bosque / Productos de Madera: Forestal Trillium Venezuela LLC;
Industrias Kondor CA; Ecoforestal Consorcio Venezolano CA; Ecoflorestal
LTDA Roraima (Brasil); Tukan CA y Forestal Guyana Inc.
Pesca comercial: FEXTUN Fabrica de Exquisiteces de Atún SA; Frigosa-
Frigoríficos de Oriente SA; Agricola Palmarichal CA; Agrícola La
Providencia CA; Aeroatun Venezuela CA; Aeroatun Panamá, SA;
Aeroatun EE.UU. Corp, y Mayapesca SA (Guatemala).
Marítimo-Naval: Naviera Surantillana CA; Remorca-Remolcadoras de
Oriente CA; Naviera Comercial Internacional, SA; industrial Naviera
Internacional SA; Naviera Interamericana del Norte SA, y Astillero
Braswill Internacional SA.
· Mas compras…más dinero….mas
negocios….
Banco Canarias y Mi Banco cambian de manos
Dos instituciones financieras cambiaron de dueños en las últimas semanas:
Mi Banco y Banco Canarias, que fueron vendidos por montos que aún se
desconocen y que esperan por el permiso de la Superintendencia de Bancos
y otras Instituciones Financieras para que concluya el proceso de
compraventa.
En el caso del Banco Canarias, fundado en 1992 por un grupo de
comerciantes de las Islas Canarias, el comprador es Ricardo Fernández
Barrueco, que también es el propietario de Banco Confederado, Banpro y
Bolívar Banco. De concretarse la transacción, el nuevo dueño tendría 5,1%
del mercado en lo que se refiere a los depósitos totales de la banca, lo que
sumaría 12,6 millones de bolívares.
Mi Banco fue uno de los últimos bancos de desarrollo que surgió con el
auge de este tipo de instituciones hace cuatro años. Un grupo de
inversionistas especializados en banca, como la familia Carrillo Batalla, se
inició en el negocio de captar clientes para el otorgamiento de
microcréditos, contando con la asesoría de expertos colombiano.
La Familia Fernández Barrueco
Hoy en día, Fernández Barrueco es considerado “el nuevo Cisneros” de
Venezuela y su emporio abarca el transporte, la industria agrícola y
alimenticia, y la energía. Sus más conocidos grupos empresariales,
Proarepa y Pronutrico, son los principales proveedores de harina de maíz
precocida y otros productos para la Misión Alimentación, del Ministerio de
Poder Popular para la Alimentación, a través de la empresa Mercados de
Alimentos C.A. (Mercal).
Compra Molinos Nacionales en 2008
Barrueco compró el 40% de Molinos Nacionales C.A., que está entre las
100 mayores de Venezuela, al grupo mexicano Maseca. El monto no se ha
revelado oficialmente, pero se ha señalado que fue $ 65,6 millones.
También posee Rotch Energy Holdings, broker de la estatal de petróleos de
Venezuela Pdvsa.
Compra de Atuneras en Ecuador en 2008
La familia Fernández Barrueco, conocida por su cercanía con el presidente
de Venezuela, Hugo Chávez, extendió sus inversiones a Ecuador. Pespesca
S.A. es la nueva procesadora de atún y sus accionistas son las panameñas
Comercial Atunera y Corporación Pesquera Marinero F., ambas
representadas por el venezolano Ricardo Fernández Barrueco. Además, la
familia tiene una flota de unos ocho barcos con banderas de Panamá,
Guatemala y Venezuela, que descargan en Manta.
El negocio pesquero no le es nuevo. En el estado Sucre (Venezuela) tiene
la Fábrica de Exquisiteces de Atún (Fextún) y cinco pesqueras que venden
atún congelado: Costa Dorada, Costa Brava, Costa del Sol, Costa de la Luz
y Navisa.
Implicado en confiscación de un avión
La Agencia de Lucha contra las Drogras (DEA) de Estados Unidos
confiscó un jet ejecutivo del empresario venezolano Ricardo Fernández
Barruecos, accionista del conglomerado agroindustrial Proarepa, uno de los
principales proveedores de harina de maíz precocido y otros productos para
el programa Mercal. Según El Nuevo Herald, el avión –un Raytheon
Hawker 800 modelo 1981– fue confiscado porque Fernández Barruecos
burló normas federales al registrarlo con matrícula estadounidense. La ley
de Estados Unidos establece que para mantener una aeronave con matrícula
de ese país, el dueño debe ser ciudadano estadounidense o integrar una
compañía en la que dos tercios de los propietarios lo sean. Estos supuestos
no se cumplían en el caso de Fernández Barruecos, pues aunque el avión
estaba a nombre de la sociedad American Food Grain, registrada en
Delaware, ninguno de los propietarios de esa empresa -Arturo Minarro,
Wladimir Abad y Fernández Barruecos- es estadounidense.
· Negocios en Panamá
Es propietario de Fextun en Panamá desde el 24 de febrero de 2003, pero
es en el 2006 cuando se habla de la presencia de un socio venezolano.
Según el propio Fernández Barruecos el grupo maneja unas 3 mil fuentes
de empleo en el país y 50 mil en total incluyendo a los países donde opera
la empresa. Las granjas atuneras de Puerto Armuelles representan una
inversión cercana a los $30 millones.
· El Negocio Bancario el Inicio del Fin
Fernández fue el encargado de quitarle a Eligio Cedeño, hoy en prisión,
varios de sus trofeos. Entre ellos, Banpro Banco Universal, que antes
perteneció a la Familia Azpúrua Rodríguez, la cual se vio obligada a
venderle a Cedeño luego que este por intermedio de José María Nogueroles
y después de una larga disputa, pactara un acuerdo de venta por la
institución. Ese pacto fue sellado en Puerto Rico, desde donde Nogueroles
despachaba algunos asuntos.
Fernández también se quedó con el Confederado y Bolívar Banco. Más
recientemente sumó a sus activos financieros el Banco Canarias, por el cual
pagó $ 280 millones, y andaba buscando más que comprar.
Guerra Avisada
La resolución que la primera semana de noviembre adoptó el
gobierno para que se informara, incluso al Banco Central de
Venezuela, cuando se tuviera la intención de adquirir hasta
un 10% de entidades financieras a través de una Oferta
Pública de Adquisición (OPA) o de una Oferta Pública de
Toma de Control (OPTC), no era gratuita y no vendría sola.
El gobierno ya estaba en alerta ante las frecuentes
operaciones de compra de entidades bancarias, varias de ellas
hechas por un mismo inversionista. La orden venía en camino
y no tardó para que se pusiera coto al avance de Ricardo
Fernández Barrueco en el sistema financiero.
Dispuesto a ampliar sus dominios y sumar al rompecabezas agroindustrial
cuatro entidades financieras, Ricardo Fernández Barrueco concretó la
compra de los bancos Bolívar, Banpro, Confederado y Canarias, pero dudas
sobre el origen de los fondos, así como el incumplimiento de un cúmulo de
normas administrativas, han desencadenado la actuación de las autoridades.
Junto a la intervención a puertas abiertas de los cuatro bancos, que entrega
la administración al Estado y permite a los depositantes disponer de su
dinero libremente, se ha tomado la decisión de invalidar la compra del
Bolívar y el Canarias.
En el caso del Banco Bolívar, las autoridades ordenan "la no viabilidad del
traspaso de las acciones a favor de la empresa Galopy Corporation
International NV y su accionista Ricardo Fernández, por no demostrar el
origen de los fondos para su adquisición y de los incrementos de capital
social, experiencia en la actividad bancaria y capacidad patrimonial".
Fuentes financieras afirman que la operación entre Ricardo Fernández y los
antiguos accionistas del Banco Bolívar incluye una cláusula de
irreversibilidad amparada en el Código de Comercio.
Las dudas sobre la fuente de donde emana el dinero también abarcan al
Banco Canarias, que al cierre de octubre cuenta con un capital de 274,2
millones de bolívares fuertes, de los cuales 270 millones, es decir, 98,5%,
"no fueron autorizados por la Superintendencia por no demostrar el origen
de los fondos".
En diciembre de 2008 los directivos del Banco Canarias le propusieron a la
Superintendencia un plan para incrementar el capital, donde la empresa
Credican y U21 aportarían 965 millones de bolívares fuertes a través de la
compra de dos notas estructuradas.
La Superintendencia colocó una serie de objeciones al origen de los fondos.
Alí Rodríguez, ministro de Finanzas, señala que "hay una norma que fija la
obligatoriedad. Si vas a comprar un banco (los fondos) pueden ser de
corrupción, de narcotráfico, todo el que pretenda comprar acciones tiene
que demostrar el origen de los fondos".
Para comprar el Canarias, Ricardo Fernández estructuró una ingeniería
financiera donde Banpro, a pesar de tener prohibido realizar inversiones
por el incumplimiento de los índices de solvencia patrimonial, adquirió las
acciones del Canarias mediante una oferta pública.
El 29 de septiembre de este año la Superintendencia de Bancos ordenó a
Banpro "revertir la operación de compra".
Los créditos relacionados también están presentes. La Superintendencia
detecta que tanto Bolívar, Confederado y Banpro conceden
"financiamientos a través de sobregiros a las empresas pertenecientes al
grupo Ricardo Fernández Barrueco".
En una de estas transacciones, registrada por la Superintendencia en un
oficio del 26 de junio de 2009, se indica que el Banco Bolívar, a través de
sobregiros en las cuentas corrientes, les presta a las compañías de Ricardo
Fernández 398,4 millones de bolívares fuertes.
A raíz de incumplimientos en las reservas que los bancos deben tener para
enfrentar la eventualidad de no cobrar créditos morosos, del índice de
patrimonio que obliga a que el dinero propio represente al menos 8% de los
activos y deficiencias de liquidez, la Superintendencia ordenó una serie de
medidas que, entre otras cosas, prohibían realizar inversiones.
No obstante, Bolívar, Banpro y Confederado violan esta disposición y
adquieren certificados de participación de la empresa Inverfactoring por
1.200 millones de bolívares y participaciones de Activos Corporativos AG
por 613 millones de bolívares a través de notas estructuradas.
Detenido en la Disip
A solicitud del Ministerio Público, el Tribunal 11° de Caracas acordó orden
de aprehensión contra Fernández Barrueco. Se emitió por la presunta
comisión de delitos previstos y sancionados en la Ley Orgánica contra la
Delincuencia y en la Ley de Bancos. Al mediodía de ayer efectivos de la
Dirección Nacional de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip)
allanaron la residencia de Fernández, quien no se encontraba allí.
A las 4:00 p.m. se presentó voluntariamente en la sede de la Disip, en El
Helicoide, acompañado de sus abogados. Fue recibido por el director del
cuerpo policial, Miguel Rodríguez Torres, Se le informó que debía
permanecer en El Helicoide.
Corresponderá a los fiscales 53° y 73° nacionales, Ana Isabel Hernández y
Daniel Medina, respectivamente, presentarlo ante el Tribunal.
Fuentes: Noticiero Digital. El Universal Digital. Entérate Caracas.
Globovisión. Unión radio. Notitarde.
De última hora:
“Somos víctimas del complot”
Por : Juan Carlos Zapata
En el entorno de Ricardo Fernández Barrueco lo reconocen: “somos
víctimas de un complot”. Si la operación es cierta –tiene todos los
elementos de serla- podemos estar en presencia de un conflicto de grandes
proporciones que involucra todas las partes del poder.
1- Uno, la lucha de los boliburgueses que comienzan a competirse, y a
envidiarse, y a aniquilarse visto que, señalan, los viejos capitales ya están
derrotados.
2-La lucha intergrupal del poder político chavista: basta con leer la letra
pequeña del Gabinete y de las vicepresidencias gubernamentales y de los
conflictos regionales; no paran aquí las confrontaciones entre Diosdado,
Ramírez, Alí, Carrizales, Adán, Argenis, Carreño, Maduro, y sus
respectivos aliados.
3-La subida al complot de banqueros que se hicieron grandes en la crisis
bancaria de los 90’ y que una vez más al ofrecer la cabeza de Ricardo
Fernández –como en el pasado entregaron la de Gómez López- creen que
con eso ya están a salvo.
4-La arremetida de Chávez que no termina de entender la dinámica del
capital, o se hace. Queriendo sustituir a unos empresarios por otros ha
propiciado a estos boliburgueses de gran tamaño. Defendió a Fernández en
un Aló Presidente de marzo de 2006 y eso fue carta blanca para actuar. Y
actuando, el grupo creció y salió de compras, y acumulando empresas y
activos, despertó suspicacias, celos, y competencias.
¿Qué dijo el banquero europeo la semana pasada? Ser grande entraña
muchos riesgos en la Venezuela de hoy. Eso pasa con Ricardo Fernández.
Salió de compras y no se puso límites. Bancos, aseguradoras, telefónicas,
barcos, contratos de petróleo, más ser el proveedor principal de Mercal y
Pdval y líder en la producción de atún. Demasiado se dijeron los
competidores.
Esto se transforma en un problema, apuntaron. ¿Qué viene después del
poder económico? El poder político. Y ya la influencia de Fernández se
hace sentir, sin necesidad de levantar el perfil ni dejarse ver. En
consecuencia, desde el Gobierno y con varios empresarios de la vieja
estirpe prestándose para la cirugía, parte el complot para echar por tierra la
compra de Digitel. Los enemigos calentaron orejas. Alertaron: el hombre
está creciendo mucho. Crecía y además se aliaba: a Pedro Torres que
también compraba, a Omar Farías, que también crecía. Y junto a los aliados
boliburgueses, también los aliados políticos.
Es así como en torno a Fernández hay una reacción de grupos. Como
también hay otra en torno a Wilmer Ruperti, sólo que Ruperti se ha puesto
a buen resguardo en el exterior, viviendo entre Nueva York, Madrid y
Boston, haciéndose miembro del directorio de Rockefeller Center,
vinculándose a la Escuela Naval de Massachusetts, y a la academia de
Harvard, componiendo canciones, y pensando en su próximo paso: ser
tiburón en Wall Street.
Lo difícil es terminar el complot. Lo complicado es ponerle punto final.
¿Qué van a hacer desde la Superintendencia de Bancos? ¿Obligarlo a
vender todos los bancos? Ya él anda vendiendo el Bolívar. ¿Están
midiendo en el Gobierno el impacto de la operación? ¿A quiénes favorecen
tumbando a Fernández? Al capital tradicional, banqueros, Polar…
¿Qué pensarán los otros “empresarios amigos” de la revolución? Si hay
complot contra Ricardo Fernández, ¿qué no puede haber contra los demás?
¿Vale la pena ser amigo del gobierno? ¿Vale la pena acercarse a factores
del gobierno? ¿Vale la pena seguir arriesgando e invirtiendo?
De hecho, en medio de esta recesión, ahora es cuando el capital privado,
cercano o lejano al gobierno, importa y es clave para salir de ella.
Fuente Americaeconomica

Vistas: 153

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Twitter Venezuela para agregar comentarios!

Únete a Twitter Venezuela

Clasificados ¡Gratis!

Última actividad

Paulene Crystal publicó un estado
Hace 1 hora
Paulene Crystal publicó un estado
Hace 1 hora
Paulene Crystal publicó un estado
Hace 3 horas
Paulene Crystal publicó un estado
Hace 3 horas
Paulene Crystal publicó un estado
Hace 3 horas
Entradas de blog de María Angélica
Hace 4 horas
wenceslao monserratte compartió su entrada de blog en Twitter
Hace 5 horas
Paulene Crystal publicó un estado
""
Hace 6 horas
Paulene Crystal publicó un estado
""
Hace 6 horas
Juan José Ojeda Díaz compartió su entrada de blog en Facebook
Hace 7 horas
A Juan José Ojeda Díaz le gustó el blog Alternativa UNO exige al TSJ que actúe de manera imparcial como lo dicta la Constitución de Juan José Ojeda Díaz
Hace 7 horas
Entradas de blog de Juan José Ojeda Díaz
Hace 7 horas
Paulene Crystal publicó un estado
Hace 7 horas
Paulene Crystal publicó un estado
Hace 7 horas
Paulene Crystal publicó un estado
Hace 7 horas
Paulene Crystal publicó un estado
Hace 7 horas
Paulene Crystal publicó un estado
Hace 7 horas
Paulene Crystal publicó un estado
Hace 7 horas
Paulene Crystal publicó un estado
Hace 7 horas
Paulene Crystal publicó un estado
Hace 7 horas

© 2014   Creada por TwitterVenezuela.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio